La Paz, Cuna del folklore

14 de Julio de 2006
Por: Javier Escalier Orihuela

La Paz conmemora este mes el 197 aniversario del grito emancipador de 1809, un hecho que marca especial trascendencia debido a que, a diferencia de otras iniciativas revolucionarias de ese tiempo en latinoamérica, en esta ciudad se materializa por primera vez la toma física de nuestro territorio por parte de Pedro Domingo Murillo y sus seguidores.

El siglo XIX y este proceso independentista se recuerdan hoy con mayor fuerza, toda vez que varias instituciones paceñas se preparan para festejar en grande el Bicentenario de este hecho el 2009.

El ámbito del folklore no es indiferente a este acontecimiento histórico, desde el momento en que es gestado a partir de una fecha importante del calendario católico, el l6 de Julio de 1809, aprovechando la tradicional celebración de la festividad de la Virgen del Carmen, Patrona de los paceños. Sin el ánimo de pretender forzar el curso de los acontecimientos, seguramente en ese tiempo, ya existían fiestas patronales que eran acompañadas por danzarines: sicuris, wacas y kusillos, entre otros, tal como lo refiere Melchor María Mercado, en una serie de dibujos acerca de las danzas de diversas regiones de lo que fue la real Audiencia de Charcas, y tal vez aquella procesión de 1809 estuvo acompañada por ellos. Pero eso lo escudriñarán los historiadores.

Esta La Paz ha construido mucha de su identidad pensando en los ideales de Murillo y su tea de la libertad. En ella se desarrollaron grandes culturas, de ahí podemos entender su capacidad para albergar en su territorio un sin número de danzas, y por lo tanto un sin número de festividades folklóricas, cosa que no ocurre con ningún otro departamento de nuestro país.

Ahora la cosa aquí no es sólo bailar por bailar, se trata de consolidar a La Paz en el ámbito cultural, como la ”Cuna del folklore boliviano”. Proceso que pasa por aunar esfuerzos entre la Prefectura del departamento, sus alcaldías e instituciones que trabajan en esta temática, para promoverla como un destino turístico obligado, en el entendido de que este departamento alberga las principales y más importantes expresiones culturales y folklóricas que se manifiestan los 365 días del año.

De la Morenada y la polémica de su origen, sobre si es de Achacachi o Taraco, ha quedado en un segundo plano, cuando se ha establecido que por sobre todo ello, de lo que sí existe la certeza es que se trata de una danza paceña, paceñísima, tal como lo ha reconocido con hidalguía la Morenada Central de Oruro, que la conoció gracias al comercio de coca, que era llevada desde estas tierras a Oruro y Potosí por los “cocanis”.

Para nadie tampoco es desconocido que otra de las danzas más bailadas: Los Caporales, han nacido en esta ciudad, bajo los auspicios de los “Urus” del Gran Poder de los hermanos Estrada, sus creadores indiscutibles en los 70’s, a decir de ellos, “sin nada de complicados estudios antropológicos, ni profundas investigaciones históricas”.

Y así la danza de los Waca Tokhoris, la Kullawada, Kallawaya, Auqui auquis, Awatiri, Llamerada, Saya, Doctorcitos, Ch’utas y muchas otras, se han originado en este departamento. Aunque también muchos otros bailes y rituales propios de otras zonas, como el “Tinku” de Potosí, “respetando su origen”, fueron hábilmente adaptados por nuestros bordadores de la calle Los Andes, quienes los estilizaron y presentaron a la juventud como danzas callejeras, con instrumentos de metal y colores vivos.

Urge entonces, como en honor corresponde a este departamento, que de manera urgente, se haga cargo del relevamiento y catalogación de nuestras danzas, investigando sus orígenes, historia y evolución.

Un motivo más para sentirnos orgullosos de haber nacido en esta tierra, y en Julio, cuando La Paz está de fiesta, y un aniversario, al igual que un cumpleaños, no se lo debe festejar entre cuatro paredes, por lo que en Mercados, barrios y plazas, “paceños y no paceños” celebremos y brindemos, sin miedo. ¡Viva La Paz!

Javier Escalier Orihuela es Miembro del Consejo Ciudadano de Cultura de la ciudad de La Paz

No hay comentarios: