Diccionario Festivo (2)

21 de Julio de 2006
Por: Javier Escalier Orihuela

Achacachi:
Capital de la Provincia Omasuyos, del departamento de La Paz, situada en la cuenca del lago Titicaca, se constituye en una zona donde la creatividad para la confección del traje de Moreno adquiere un estilo propio.


Bordado achacacheño: Mantiene una tradición en la aplicación de “pedrería”, elaborada por ellos mismos, que consistía en valerse ingeniosamente de botellas de “papaya” (gaseosas) y espejos, vidrios que cortados en diversos tamaños y revestidos de hojalatas, eran aplicados en forma de incrustaciones en los trajes. Las “lentejuelas” eran fabricadas recortando latas de manteca, aprovechando su interior brilloso.

Más tarde llegaron de Europa las piedras de brillantes colores que suplantaron a las “hechizas”, al igual que las lentejuelas chinas y variedad de cintas y grecas, con que actualmente trabajan los bordadores, sin perder éste estilo de confección.

Bordado Killi: O “estilo Taraco” se caracteriza por un bordado manual, con hilos de plata, trabajo muy fino, elegante y muy paciente, sin mucho adorno, en alto relieve, que cubre el traje, dando un aspecto similar a las escamas de pez. Otra de sus características es la utilización del “rapasejo” hecho de canutillos y el “adorno” hecho con de flores estilizadas y escudos, bordados en hilos matizados marca Gutterman, de origen alemán, que pese al transcurso de los años, no pierden ni color, ni brillo.

Guía:
En la Morenada se representa claramente la jerarquía social y política a través de quienes mandan a la tropa; estos deben ser autoridades, “pasantes” o ex-pasantes de una Fiesta, o gozar de algún tipo de reconocimiento social para ser respetados y aceptados.

A la cabeza del “Guía”, en segunda fila le sigue el “Trasguía”, que cumple las funciones de suplir al primero ante cualquier percance, enseguida viene el “Malaguía” y el Chuly. Al próximo año la ubicación en jerarquía cambiará; es decir que los que estaban atrás, pasarán a adelante sucesivamente, hasta llegar a ser Guía.

Matraca: La Matraca es el instrumento típico de la Morenada, aunque también existe en otras culturas. A Bolivia llega junto con los españoles, quienes la utilizaban en los oficios religiosos de Semana Santa.

Consiste en una rueda dentada, cuyo eje sirve de mango, que se acopla a una lengüeta que gira su alrededor. Durante la rotación, la lengüeta pega contra los dientes de la rueda produciendo un ruido sordo. Las primeras Matracas eran bastante grandes y para hacerlas resonar debían tomarlas con las dos manos. Hoy son fabricadas en hojalata o madera, con formas que representan el rubro o la actividad de la Fraternidad.

Verbena paceña: Tradición que consiste en organizar veladas en Plazas, mercados y zonas populares, a fin de festejar, al ritmo de cuecas y huayños, un aniversario más del Primer grito libertario en América Latina, ocurrido en esta ciudad, cosa que se repite la víspera del Aniversario de su Fundación.

Las caseritas adornan sus puestos con farolitos y banderines. Una tradición atesorada celosamente, que con el paso de los años va a necesitar del apoyo institucional para que no desaparezca.

Esa noche, luego del Desfile de Teas, la Municipalidad de La Paz, festeja a los paceños con el mejor de los espectáculos, a la media noche se entona el Himno a La Paz y se lanzan al firmamento un sin fin de fuegos artificiales.

Sucumbé:
Bebida caliente preparada en base a leche, coco y “singani” que junto al “Té con té”, son parte indivisible de toda verbena popular y que difícilmente van a desaparecer de nuestras costumbres, como se constató este 15 de Julio en inmediaciones de la Plaza de los Héroes; aunque este año tuvieron que competir, con la cerveza “Bock” e ingentes cantidades de “Cuba Libre” trucho en botella.

* Javier Escalier Orihuela es Miembro del Consejo Ciudadano de Cultura de la ciudad de La Paz

No hay comentarios: