Carnaval del Bicentenario

Javier Escalier Orihuela


Con mucho orgullo La Paz festeja los 200 años de la Primera Revolución Libertadora y la consolidación del Primer Gobierno Libre en Latinoamérica.


En este marco la Asociación de Comparsas del Carnaval Paceño ha declarado a la fiesta más tradicional de los paceños como el “Carnaval del Bicentenario”, creando la Fundación para el Desarrollo, Promoción y Difusión de la Cultura, “Poder del Folklore”, su brazo cultural, con quien ha planificado durante meses cerca de una treintena de actividades, haciéndose responsable de su planificación, organización y difusión, garantizando la proyección de las mismas dentro y fuera del país.


Como Institución rectora de esta fiesta hemos consolidado este calendario de actividades amplio e incluyente a todos los sectores y zonas de La Paz, que se ha iniciado a nivel departamental en la localidad de Caquiaviri; y ha continuado con el “Desentierro del Pepino”; la Conferencia de Prensa en Plaza Murillo; las pre-carnavaleras de los fines de semana, donde hemos festejado, -a manera de chanza- el “Cumpleaños” del Pepino, así como el “Encuentro” de este personaje citadino con el Ch’uta, principal protagonista de la Fiesta andina del Anata.


Los paceños han seguido de cerca la “Elección de la Reina del Carnaval Paceño”, y de sus personajes más emblemáticos: “El Ch’uta, el Pepino y la Chola Paceña”, junto a su sección infantil de reinitas, ch’utitas, pepinitos y cholitas; además del garbo de las Reinas del Carnaval de Antaño y más ancianitas aún como la elegida en el Instituto Geriátrico de La Paz, galas que han tenido el amplio respaldo de la ciudadanía y el respeto a nuestra joven Institución, sitial que hoy por hoy nadie pone en duda.


No podemos dejar de enumerar a la “Mascarada Oficial” realizada por cuarto año consecutivo recordando a los tradicionales “Bailes” de antaño; el multitudinario Corso Infantil de ch’utitas y pepinitos; la “Entrada” de Pepinos, Ch’utas y Estudiantinas; concluyendo con el “Entierro del Pepino” y la Tradicional Entrada del Domingo de Tentación; todas ellas, realzadas por miles y miles de paceños, que han acompañado el esfuerzo de nuestra Asociación, organizando bullangueras Comparsas; festejando en mojazones y parrilladas familiares; “Ch’allando y brindando”, según nuestras costumbres, en fin, levantando de alguna manera nuestro Carnaval.


Si alguna vez el Pepino lloró y resurgió de la mano de un recordado alcalde Ch’ukuta; la Asociación de Comparsas del Carnaval Paceño, se precia de haber consolidado una temporada carnavalera que no significa la recuperación de una entrada, sino del Carnaval mismo.


Esta fiesta que nuevamente ha vuelto a imponerse gracias al entusiasmo de la ciudadanía en general, que cívicamente la ha alentado y fomentado, ha sido engalanada con exposiciones organizadas y patrocinadas por esta Asociación, en diversos museos y salas de exposición de la ciudad, con muestras colectivas e individuales de pinturas, esculturas y fotografías, que han dejado una importante documentación histórica del Carnaval paceño, junto a dos hermosas recopilaciones históricas gracias a la participación de historiadores y universitarios que ha contado con el apoyo de la UMSA y la empresa privada; culminando con otro regalo de los carnavaleros a su ciudad: el Monumento al Ch’uta y el Pepino, que será el testimonio fehaciente y perecedero del empuje que nuestra Organización ha dado al Carnaval.


Ahora sí estamos seguros que el Carnaval Paceño no morirá, volvió, para quedarse.


* Javier Escalier Orihuela es Presidente del Carnaval Paceño

No hay comentarios: