Entrada Universitaria - La Fuerza del Folklore

Por: Javier Escalier Orihuela

Si bien la Entrada Universitaria se organiza por primera vez en 1988, de un proyecto para conformar un ballet folklórico; desde su primera versión como “Carnaval Universitario”, la respuesta es inmediata; se involucran estudiantes, docentes y administrativos de esta Superior Casa de Estudios y poco a poco transforman aquella expresión en una de las entradas folklóricas más importantes del país.

Si embargo para el estamento estudiantil universitario, la Entrada da el paso de mayor trascendencia en 1992, con la fundación de la primera directiva de los conjuntos folklóricos de la Entrada Universitaria, como lo estipuló el H. Consejo Universitario legalmente, que sin embargo, legítimamente se constituiría desde un principio como se la conoce hasta hoy en día: Asociación de Conjuntos Folklóricos de la UMSA.

Esta Primera Directiva fue posesionada por nada menos que el mismísimo Ariel Román, Ejecutivo de la otrora influyente Ful Rojos, de la línea trotskista, que en ese entonces dominaba la Universidad.

Eran otros tiempos, pero así se inició realmente un movimiento que ya no sólo convocaría a bailar, sino también a investigar. Muchas actividades paralelas se concibieron en torno al evento mayor, como exposiciones de trajes típicos, disertaciones abiertas al público, el ensayo general, la Elección de la “Ñusta Universitaria” (que es como ahora llaman a las reinas de belleza en el ámbito del folklore), “meetings” y hasta una Misa de salud.

En esa línea, la función de esta Asociación ha sido de avanzada, un ejemplo de ello es la entrega anual de una valiosa tabla de posiciones, que consigna la antigüedad y puntajes de todos los años.

Una de las mayores anécdotas que nos tocó vivir, sucedió en 1998, año de la guerra de las cervezas; lo curioso fue que hubo dos auspiciadores oficiales, consiguientemente dos palcos de honor, en uno, el del Consejo Universitario, los grupos se detenían para hacer un minuto de silencio en homenaje a un ex presidente de la Asociación fallecido en la víspera, mientras que en el otro, se daba la verdadera demostración coreográfica. Aquel año, el Consejo expulsó públicamente a su presidente, por haber participado activamente de esta travesura; lo curioso fue que al mes nuevamente fue “repuesto” en su función y hasta condecorado, debido a que se acercaba la elección para el nuevo rector, y el apoyo era clave. Ese año ganó las elecciones Gonzalo Taboada.

22 años y la mayoría de aquellos jóvenes siguen hasta ahora junto a sus fraternidades, ya sea como fundadores, presidentes vitalicios u honorarios, y el respeto de sus actuales delegados o componentes es el mismo, y probablemente sean los únicos bailarines que hayan participado durante todas las versiones de la Entrada.

* Javier Escalier Orihuela es Fundador y Primer Presidente de los Conjuntos Folklóricos de la UMSA


1 comentario:

Anónimo dijo...

felicidades por el buen reportaje y que viva La Paz Bolivia